UN ABRAZO SANADOR

Cuando te sientas sin fuerzas para seguir caminando, cuando no tengas las ganas que hacen falta para andar.

Cuando tengas más tristeza que alegrías que contar…

Abrázame hermano humano, yo te sabré consolar.

Yo convertiré tus penas en pequeñas alegrías y drenaré esas lágrimas que sólo te hacen llorar.

Te llenaré de resinas que devuelvan tu alegría, te regalaré piñones, te pintaré como el mar.

Soy el pino que te mira desde la roca más alta, el que saluda tus pasos cuando pasas frente a mí.

Espera, no tengas prisa, y no camines tan rápido, soy el pino que te espera para hacerte sonreir.

Benditos todos los pinos que hoy nos han dado su abrazo, bendita la Madre Tierra, que nos bendice sin fin.

LA COPA QUE TODO LO CONTIENE

Envuelto en celofán cual tesoro perfecto, vienes a este mundo imperfecto.

Lo traes todo nuevito, de estreno, de primera mano, y poco a poco aprendes a usar la maravilla de un cuerpo que contiene tu alma eterna y amiga.

Vinimos a aprender, a experimentar la vida y te metiste en este cuerpo que hoy chirría, porque necesita cuidados, muchos mimos, alguna caricia, alimentos sagrados, aires puros y risas.

El cuerpo es el vehículo con el que viajas por la vida, si no lo cuidas bien se quedará sin gasolina, necesita pasar la ITV de rutina, que le engrases las bisagras, que masajees sus partes escondidas, que con él subas montañas hasta alcanzar la cima, que oxigenes sus células, que cures sus heridas.

El cuerpo es un tesoro, una copa divina, la herramienta perfecta para experimentar la vida. No te olvides de él, escúcha sus demandas, el cuerpo es sabio y terco el cuerpo no te engaña.

Presta atención amigo, el cuerpo siempre avisa.

Presta atención amigo, sin el cuerpo no hay vida.

MI LUNA

Esa esfera redondita que me sonríe al pasar. Que guiña un ojo a escondidas y me invita a suspirar.

Ese faro que en la noche me alumbra sin esperar que agradezca su visita, que me incline ante su luz, que le rece, que le ría, que sea su cómplice en las mareas de la vida.

Es la luna de la infancia, la que cantaba mamá, la lunera más hermosa, la luna de carnaval, de julio, o de septiembre, de marzo, del mes de abril, la lunita de febrero y de un agosto infantil.

La luna de los deseos, la luna del más allá.

Esa luna de mentira a dónde nadie llegó, pero tu inocencia divina de nuevo se lo tragó.

La luna lunera que cantaba mi madre, mientras mi abuela cosía, esa luna de la copla que decía:

"La luna es una mujer 
Y por eso el sol de España 
Anda que bebe los vientos 
Por si la luna le engaña 

Ahí le engaña porque... 
Porque en cada anochecer 
Después de que el sol se apaga 
Sale la luna a la calle 
Con andares de gitana 

Cuando la luna sale, sale de noche 
Un amante la aguarda en cada reja 
Luna, luna de España, cascabelera 
Luna de ojos azules, cara morena 

Y se oye a cada paso la voz de un hombre 
Que a la luna que pasa le da su queja 
Luna, luna de España, cascabelera; 
Luna de ojos azules, cara morena" 

Tantas lunas como vidas, la luna es una ilusión, tu luna es como la mía, suena la misma canción.

LA LÍNEA DIVISORIA

Del infierno al paraíso sólo hay una línea divisoria. Pende de un hilo, de un gesto, de una mirada, de una palabra.

Todo o nada, nada o todo, todo es lo mismo y es igual. Una línea divisoria en contínuo movimiento que te hace estar en el cielo o morir un poco más.

Te puede matar el viento o te puede hacer volar.

Todo es sutil, es un cuento que te puede hacer llorar o envolverte en mil ungüentos y no parar de gozar…

Ese filo, ese momento entre el aquí y el allá, ese beso tan a tiempo o el desprecio más voraz.

Todo es igual o distinto, todo está bien o está mal.

Dependerá de tu aliento, de alentar a tu ego incapaz de reconocer que aún estás a tiempo de volver a Amar y recular tanto lamento, tanta rabia ineficaz, tantos desdenes y orgullos, tanta absurda vanidad.

Vivimos sólo un segundo, apréndelo a valorar, disfruta pues del momento, es Ahora, no hay más.

Lo demás es puro cuento una falsa realidad.

Estás Aqui y Es Ahora. Agracede por el viento que hoy te invita a respirar.

LOS GUERREROS DE LA LUZ – KAI de su libro LEMURIA

Un guerrero de la Luz es aquel que viaja hacia las profundidades de sí mismo para encontrarse con la esencia y el origen primigenio. El acto infinito de Amor de la Diosa y el Dios que viven dentro de tí y que se expanden a través de la galaxia hacia lo infinito y eterno. Un guerrero carece de miedo, no porque sea valiente o esté lleno de venganza e ira, sino porque se conoce a sí mismo y conoce absolutamente todo su potencial. El miedo existe cuando no te conoces, cuando no conoces tus potenciales, cuando no eres consciente de tu fuerza. Por lo tanto, un Guerrero es consciente de su fuerza y sabe que no está ahí para llevarle a la lucha, está ahí para ayudarle a Ser y para ayudarle a adentrarse a través de las profundidades de todos los misterios.

“Un guerrero de la Luz es aquel que se mueve a través de la vida mediante una inocente autenticidad. No finge nada, es auténtico, es honesto, expandiendo la verdad infinita que encontró en las profundidades de su ser. Aquella verdad que le recuerda al mundo el instante eterno de la creación en Amor para que de esa manera, el mundo rompa las cadenas que le sujetan a la ignorancia y el dolor.

Los guerreros de la Luz no lucha. Viven y están en eterna Paz. Una paz que es inquebrantable y poderosa. Esa clase de Paz que por sí misma cura toda clase de guerra y conflicto. Aquellos que hacen la guerra, aquellos que viven en el conflicto, realmente tienen mucho miedo y no se conocen a sí mismos. Conocen únicamente el poder que surge de la dominación y la manipulación. De tal manera, todo conflicto, desde una gran guerra hasta una pequeña discusión doméstica, proviene de la ausencia de la Paz interior y de la falta de conocimiento de sí mismos. Cuando no te conoces y no conoces tu fuerza y tu potencial, fácilmente te pueden manipular. Por ti mismo entregas tu fuerza y entras en los juegos de la dominación. La Paz que surge del interior y del conocimiento de uno mismo, simple y sencillamente no entra en conflicto, pues no lo necesita, ya que carece de miedo. Eso, es un Guerrero de la Luz.

SE PARÓ EL TIEMPO

Cuando tú llegaste se paró el tiempo y salió la luna de su escondite.

Cuando tu llegaste brillaron las estrellas y los pajaritos hicieron sus nidos.

Tu sonrisa enamoraba al gato y tus piececitos olían a rosas.

Tus ojitos negros miraban profundos como si supieran ya todas las cosas.

Parecías tan frágil, cuando eras tan fuerte, parecías pequeño pero eras imponente.

Tus oídos pequeños lo escuchaban todo, tus manos chiquitas todo lo alcanzaban, todo lo sabían pero no lo recordaban.

Ese es el misterio que traemos al mundo, somos tan pequeños, siendo tan profundos !

Quieren enseñarnos cosas sin sentido, de donde venimos no hacen falta tantos caminos.

Pero aquí llegamos, sigamos el juego, la vida comienza, salgamos al ruedo.

Toda una experiencia tienes por delante, échale valor, paciencia y coraje.

Abuelos y padres, primos, tios, hermanos, aquí estamos todos y te damos la mano.

Que empieza la fiesta de ser un humano!!!

DE MI CORAZÓN AL TUYO

Hoy escribo para Lourdes, para Nora y para Miguel, escribo para Mercedes, para Christian y Manuel, escribo para Esperanza, para María y José…de mi corazón al tuyo, de mi garganta a tu piel.

Hoy que va a hacer casi un año que os empecé a conocer, gracias a Javier y a Elsa, hoy Pankara está en la red.

Ha sido un año de tránsito, un año de transición, el año que nos acerca un poco más al corazón.

Desde la Voz de Pankara, que también hoy es tu voz, quiero darte muchas gracias por escucharme y sentir, por compartir desde el alma lo que mi ser os quiere decir.

La Voz de Pankara es mi terapia, por eso os doy las gracias, gracias a tantos seres bellos.

Sigamos mirando juntos en la misma dirección, que el corazón lata al unísono, esa es hoy nuestra misión.

Hijos de la madre Tierra y descendientes del Sol, hoy nos hemos reencontrado.

¡Gracias¡

¡Es todo un honor!

EN PERFECTO EQUILIBRIO

Como la naturaleza que en perfecto equilibrio pasa del verano al otoño y del invierno a la primavera.

Igual que la abubilla que busca su comida entre la hierba y canta para aparearse.

Como las plantas que regalan sus flores a los insectos.

Como los árboles que trabajan en equipo para construir los pulmones de Gaia

Así los colores y las formas, así la luz y los sonidos, así desde el centro de la tierra hasta los confines del universo…

En perfecto equilibrio, como las células de tu cuerpo.

Desde Mu hasta nuestros tiempos. Desde la Nada hasta el Infinito.

UN MENSAJE DE ESPERANZA DESDE LOS ANDES – AMAWTA FERNANDO

Quizás no sea tan importante seguirle el juego a la oscuridad y pasar de todo.

Quizás sea hoy más importante ser toda luz. Llevar una tea encendida por donde sea que caminemos, aunque nos digan copiones y seamos objeto de sonrisas.

Quizás al cerrar el año, nos venga un vendaval de tristeza y en el recuento, no haya a quien reclamar por los meses que nos sustrajeron al encierro y no tengamos por donde cuadrar el recuento de la vida.

Quizás la Pachamamita y el creador estén aún sanando el dolor de sus hijos que marcharon sin un adiós.

Tal vez nos toque vivir en la incertidumbre de la vida.

Pero hay algo que compartir aun entre los hombres, hay algo por que vivir y seguir habitando está sagrada tierra.

Debemos buscar, desarrollar y compartir con el resto de la creación aquel poder que nos fue dado al nacer y con el que crecimos oculto dentro de nuestro corazón, detrás de las cortinas superfluas del pecado, la guerra, el hambre, la envidia, la ambición humana, el miedo, la esclavitud y la ignorancia, las dependencias ideológicas y emocionales.

Quizás hoy sea más importante que una tarjeta navideña, un mensaje de amor universal y de esperanza labrada en el deseo sincero.

Pensemos juntos en que habrá un nuevo amanecer, que pronto las cosas materiales tendrán un otro lugar diferente y a nadie les quitará el sueño.

Pensemos en que habrá un reencuentro de la humanidad con nuestros ancestros mayores que vendrán para guiarnos, que nuestros fracasos por ser mejores nos empujaron al desfiladero.

Pensemos que quizás los creadores de caos, cayeron en la trampa de sus ambiciones mortales y efímeras.

Pensemos que al final de todo, vencimos sobre la naturaleza y su costó no lo pagará la ciencia, porque no existe dinero suficiente, ni oro conque pagar el precio de la locura humana que acabó con el paisaje y el aire fresco.

Pensemos en este nuevo año, que termina el 21 de Diciembre, que sabremos caminar el sendero de la vida, un poco más libres, un poco más abiertos a las posibilidades, un poco más lentos, un poco más enraizados a la tierra, un poco más enamorados de nosotros mismos, un poco más abiertos a ser mojados por la lluvia.

Finalmente más en armonía con el universo, aprendiendo a valorar cada amanecer y cada noche, por más lóbrega y cerrada que sea.

Jallalla!!

Amawta Fernando Ergueta Desde Los Andes

SOLSTICIO DE INVIERNO 2020 – AMAWTA FERNANDO ERGUETA

La rueda del tiempo circular avanza inexorablemente marcando el ritmo sagrado de la vida en la tierra.

Cada vuelta es una suma del tiempo para el gran espíritu y una resta para sus hijos.

De pie y de frente al último sol, con tu brazos extendidos en cruz, de espaldas al pasado y de frente esperando la luz del futuro al enraizarte al presente, te convoco a encender un fuego pequeño y comunitario como símbolo de la vida para proclamar el advenimiento del nuevo año.

Es posible que la vida nunca más sea la misma. Es posible que las normas no te dejen hablar ni respirar, pero nos quedan las miradas limpias y las alas invisibles para hacer volar el alma, los brazos libres que son las ramas del árbol del corazón.

Abandona las corazas, coge tu pluma y tu tambor, márcate un círculo en la tierra y cantando a la Pachamama y a la madre luna, cierra para siempre la puerta invisible del pasado.

Mira de frente al este del universo y una multitud de estrellas brillarán despertando tu recuerdo de que tu alma comparte su misma eternidad.

Salta, baila, gira y canta y permite que la brisa del mar y de la montaña te sanen para siempre.

JALLALLA!!