Y…¿SI NADIE OBEDECIERA?

Tapabocas de colores, el negocio del ahora. Nos tapamos con bozales, eso si, bonitos y fenomenales.

Todos bien conjuntaditos, los hay de seda, de algodón,  de usar y tirar y de quita y pon.

Es la moda del bozal,  para callar al personal.

Pero…¿y si nadie obedeciera? ¿Habría mucha pandemia? ¿Desapareceríamos todos? ¿Sólo quedarían los monos?

Hoy vengo a hacerme una prueba, vengo seria y circunspecta. Las pruebas de los doctores, los más grandes seductores.

De tu salud se hacen cargo, con esmero y mucho tacto, pero acabamos pasando por el fango del miedo, el medicamento, la cama y el cementerio.

Sociedad desubicada, sola y muy desamparada. Estamos siempre en sus manos, nuestra vida es su reclamo.

No es que no crea en la ciencia, es que nos falta conciencia, es un poquito más larga esta palabrita sabia.

Retomenos el poder de sabernos sanadores, reconozcámonos sabios en medio de los doctores. Ellos estudian los libros, apabullan con concilios.

Ojalá la ciencia humana se reconcilie con la magia, la sabiduría ancestral y nuestro poder personal. Y ojalá que todos juntos bailemos junto a la hoguera, y salgamos de este entuerto antes de que estemos todos muertos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s