EL ÁNGEL DE LA GUARDA

«Cuatro esquinas tiene mi cama, cuatro ángeles la acompañan. La virgen María en medio y Dios que nos dé buen sueño.»

…Y nos íbamos a dormir tan contentos.

Ahora que muchos ya no creen en ángeles ni en vírgenes y la mayoría tampoco cree en Dios. Ahora que el médico es el nuevo sacerdote y la ciencia la nueva religión…

Ahora que las ciencias han adelantado tanto que han dejado de lado a la intuición…

Es ahora cuando más necesitamos a ese Ángel que duerme en un rincón.

A ese Jesusito que, escondido, cuida de tu sueño y vela por tu corazón.

A ese Dios que se oculta en tu pecho y que aún no te has dado cuenta de que es tu otro yo.

Eres dios y eres diosa y eres ángel y eres tan grande y bello como el sol. Y aunque insistan en querer opacarte, sigues brillando entre tanto nubarrón.

Confía en la vida precioso ser humano, no es en vano que hoy estés aquí. No tengas miedo y agarra mi mano, juntos saldremos por fin de este jardín. De este sendero tan mal iluminado, de este mar tan loco y tan febril.

Somos ya muchos los que hemos despertado. No estamos solos y esto no es el fin.

Confía, precioso ser humano, ten fé en la vida y sobre todo en ti. No has escogido este momento en vano. Tienes una misión. Por eso estás aquí.

Hemos cruzado el Rubicón, nos merecemos un mundo más humano, la tierra prometida, ese mundo feliz que todos los niños alguna vez soñamos… el paraíso terrenal ya está hoy aquí.

Abre los ojos, extiende bien tus manos. No temas nada porque Dios vive en ti.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s