RECORRIDO VITAL

Cuando empieza tu vida no te acuerdas de nada, solo lloras y duermes, mamas y haces pipí.

Estás tan indefenso, tan frágil, tan divino, eres la quinta esencia, la vida más sagrada. Llegas a este planeta para hacernos reír.

Viniste de una estrella fugaz, de una mañana en que dios se hijo niño y habitó dentro de ti. Y poco a poco creces y te olvidas de todo, te educan, te regañan, te enseñan buenos modos, y tu inocencia innata deja de sonreir.

Poco poco te vuelves un hombre de provecho que aprovecha el barbecho para sembrar dolor, y te mueres de miedo, y te alejas de todo, y te vuelves de piedra para sobrevivir.

Y si llegas a viejo después de andarlo todo, de subir escaleras que no tienen final, un dia te percatas de que era de otro modo, que la vida era fácil y no tuviste opción de vivirla sencilla y sin desolación.

Pero aún estás a tiempo de volver a ser niño, de sentir en tus ojos la emoción del principio, de volver a tu infancia y coser los pedazos, de dar muchos abrazos sin pensar en problemas, de saborear cosas buenas, y de amarte hasta el fin.

Mírate en el espejo, viejo niño inocente, no te hagas el valiente, ya no tienes porqué. Desnúdate del miedo, sacúdete las penas, rescata cosas buenas, sólo hay que ser feliz.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s