CUANDO LA TIERRA SE ENFADA

Expertos, técnicos, investigadores, científicos, sabios del mundo. No hay sabiondos suficientes, nadie puede controlar a la madre naturaleza cuando dice «voy pa’llá»

Esa furia, ese poder, esa inmensa inmensidad, esa magia misteriosa que nadie puede parar.

Ni las aguas, ni los vientos, ni las lavas, nadie consigue parar la fuerza descomunal que tiene la Madre Tierra cuando se decide a hablar.

Y si estás alineado y en equilibrio con ella, si tus pies tienen raíces y con tus brazos aún vuelas…quizás podrás surfear encima de sus laderas y navegar en sus olas y cabalgar en sus piedras.

Porque la Madre amorosa que te alimenta y abriga hoy también está rabiosa y le duele la barriga y te dice silenciosa que respetes sus silencios, que no destroces su rostro, que no malgastes sus reinos.

Que todos somos sus hijos y debemos respetar desde el mosquito más chico hasta al gran orangután.

Que los árboles nos hablan y las piedras nos protegen, que creamos en las hadas y nos vistamos de duendes.

¡Oh! Madre Tierra amorosa que tan humilde nos amas, enséñanos el camino de volver a tus entrañas!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s