CUANDO RUJE LA MARABUNTA

En silencio va avanzando el «contagio» general.

Las colas de vacunados no llegan nunca al final y mientras unos se pinchan otros se encuentran muy mal y a nadie se le ocurre relacionar el pinchazo con la enfermedad.

El mundo se ha vuelto loco de miedo y de soledad.

Cada cual teme del otro que pueda contagiar un virus tan misterioso, transparente y sideral que va variando de letra como si fuera inmortal.

Este virus es un cuento chino inventado para matar y si no te mata el virus, espérate un poco más, cuando se acaben las vacunas será la traca final.

Cada noche me duermo esperando despertar con la noticia de que por fin despertó la humanidad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s