UN HOMBRE BUENO

No quiero juzgarte, no calzo tus zapatos. No sé si fallaste o fuiste pazguato.

Si mentiste un poco de mentirijilla o engañaste mucho, o nunca en tu vida.

Tampoco me importa, no camino tus pasos, con los míos me sobra para ser humano.

Somos una farsa o una maravilla, a algunos gustamos a otros no hay tu tía.

Pero yo te creo porque considero que por encima de todo eres un hombre bueno.

Seguro que a veces dices tonterías, haces marranadas, piensas picardías.

Porque eres humano y divino a la vez, yo te honro, mi hermano, de la cabeza a los pies.

Sé que te conozco de un tiempo lejano, casi no me acuerdo, tal vez fuimos hermanos. O fui tu dulce madre o tu amante fiel.

A mi me da igual y sé que a ti también. Porque hoy aquí estamos, querido Fernando, y como hice ayer te daré la mano.

La vida ha querido que nos reencontremos, digamos ¡jallalla! y alcemos el vuelo🦅

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s