SE ESTRECHA EL CERCO

Y van poquito a poco estrechando el cerco: los jóvenes, los niños y luego los incrédulos.

Obedientes corderitos todos al degüello, porque según dicen contagia hasta el más pequeño.

Y a los que sabemos que es un puro cuento, despacio y sin pausa se nos estrecha el cerco.

Pero ya no importa, no tenemos miedo, saldremos de ésta, alzaremos el vuelo y sobre las nubes saldremos ilesos de tantas mentiras, de tanto atropello.

Somos poderosos, valientes guerreros, hombres y mujeres, niños, jóvenes, abuelos. Somos hombres libres, vivos y  enraizados.

Conectados al sol central que sigue a nuestro lado. Estamos despiertos, somos hombres buenos y, como el Maestro, resucitaremos de entre los muertos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s